PISCINAS DE SAL

Las piscinas de sal de los fabricantes Innowater y de Sugar Valley aportan un nuevo concepto al tratamiento del agua, garantizan una gran calidad del agua, evitan la manipulación de productos químicos y reducen el consumo de agua.

El sistema es muy sencillo, el agua necesita entre 3 y 5 gramos de sal por litro de agua. Con esta cantidad, el sistema de cloración (o electrólisis) salina genera cloro. (Esto es gracias a la separación que sufre la molécula de sal (NaCl), en Sodio (Na) y Cloro (Cl), por la aplicación de una “corriente eléctrica” de baja tensión sobre unos electrodos de titanio).

El cloro generado destruye la materia orgánica e inhibe la formación de bacterias y algas. Una vez realizada esta función se transformar de nuevo en cloruro sódico (sal común). Los productos se descomponen, actúan y se vuelven a regenerar. Esto explica que la concentración de sal permanezca constante. En conclusión, se trata de un proceso cerrado en el que no hay pérdida de ningún producto.

La adición de sal debe realizarse una sola vez al llenar la piscina. Únicamente deberán efectuarse pequeñas reposiciones periódicas debido a las pérdidas de agua durante los lavados del filtro.

Gracias a este sistema, no necesitarás almacenar ni dosificar cloro manualmente en tu piscina, ya que el sistema genera el cloro natural necesario a través de la electrolisis salina.

El sistema de electrólisis salina, indica directamente en el display los gramos Cloro/hora que está produciendo, sabrás en todo momento la cantidad de desinfectante que tu equipo está generando.

Los equipos de piscinas de sal de Sugar Valley incorporan de serie la posibilidad de ampliar el sistema para gestionar tu piscina a través del PC, tablet y/o smartphone. Con esta opción sabrás en todo momento el estado real de tu piscina, pudiendo accionar, desactivar o modificar cualquier consigna desde cualquier parte del mundo.

Te permiten incorporar en la misma caja electrónica accesorios para medir y controlar automáticamente pH, Redox, Cl2, temperatura con lo que además de automatizar tu piscina, unificarás el tratamiento ahorrando un espacio considerable.

Los sistemas de Sugar Valley disponen de serie de la posibilidad de ampliar el control de la instalación: filtración, iluminación y cuatro salidas libres adicionales con el fin de poder gestionar cualquier elemento que se desee, instalado en tu piscina y/o jardín. Con opción de programación diaria, mensual, bimensual, trimestral, anual…

La concentración necesaria de sal necesaria para que el sistema funcione, es similar a la lágrima del ojo humano.

El agua salina es un antiséptico natural, actúa sobre la piel y mucosas del bañista de una manera natural, evita los trastornos oculares, dermatológicos y no decolora los bañadores. Además es apto para personas alérgicas al cloro producido por el sistema tradicional.

INSTALACIÓN

Sistema evolutivo. Podrás incorporar accesorios, medidas y controles con el paso del tiempo como por ejemplo un EQUIPO DE CONTROL Y REGULACIÓN DE PH.
Apto para piscinas existentes o de nueva construcción.
Fabricación 100% Nacional, lo que garantiza asistencia técnica-comercial prácticamente inmediata.