Quiero climatizar la piscina ¿qué tengo que hacer?

climatizar-la-piscina

Si eres el afortunad@ propietari@ de una piscina, o vives en una comunidad que disfruta de este lujazo para el esparcimiento, estás en el sitio adecuado, en el blog de Piscinas Iguazú. En este artículo vamos a contaros las diferentes opciones que existen para climatizar la piscina. Date el capricho, disfruta todo el año de ella.

 

No queremos hacer un repaso a la Historia de la Humanidad, no. Pero oye, si echas un vistazo a la wikipedia, por poner un ejemplo, verás que hemos dado pasos gigantes en muy poco tiempo.

Hoy podemos conectarnos desde cualquier lugar del mundo para leer este artículo, pagar con el móvil, aparcar sin mirar… o incluso poder climatizar la piscina para utilizarla en pleno invierno.

Una vez que se decide climatizar la piscina…

El primer paso es elegir el tipo de cubierta que queremos instalar. Y hay muchas, claro. Lo mejor es ponerse en contacto con una empresa especializada que te asesore según el espacio disponible. Hay cubiertas modulares, fijas o móviles, de diferentes materiales y formas. Todo dependerá del clima de tu zona, del espacio disponible, de las características de la piscina y también del presupuesto. Digamos que es como hacer un traje a medida.climatizar la piscina invierno

Además de la cubierta, existen los cobertores bajos: las mantas solares o térmicas y las lonas de invierno. En cualquier caso debes saber que ninguna de las cubiertas climatiza la piscina por sí sola. ¿Y qué más necesito? Un sistema de calefacción, y también hay donde elegir, faltaría más.

Cómo elegir cubierta

Asegúrate de elegir una cubierta hermética, que evite la entrada de polvo, humedades o suciedad y, además, mantenga el calor del ambiente. Ambas características harán que el consumo de energía sea menor, y con ello, tu bolsillo se beneficiará.

Al calentar el agua de la piscina, se produce la evaporación y condensación. Si la cubierta no es hermética, se perderá parte de esa energía. De cualquier modo, y teniendo en cuenta que has elegido correctamente, hay otro factor a tener en cuenta: la deshumificación -de la que hablaremos en otro artículo próximamente-, esencial para mantener un ambiente cómodo en el interior de la cubierta y evitar humedades.

Sistemas de calefacción

Empezamos con los calentadores eléctricos, que  funcionan de una forma similar a los que existen en algunas casas, mediante unas resistencias. El agua pasa por el dispositivo, conectado a la red eléctrica, que calienta el agua. El gasto de energía es elevado, aunque el sistema es rápido. Suele usarse para spas, jacuzzis y pequeñas piscinas, aunque está condicionado por la potencia eléctrica de cada zona.

También se puede climatizar la piscina mediante los intercambiadores de calor, como las calderas de gas natural, propano o fuel. El agua va a la caldera, se calienta y vuelve a la piscina. Son frecuentes en hogares que disponen de caldera de este tipo. Incrementa la temperatura del agua en unas pocas horas, pero necesitan de un depósito de combustible grande, adaptado al tamaño que demandarán las proporciones de tu piscina.

Quizá el sistema menos popular es la caldera de biomasa -la normativa española lo considera como sistema de energía renovable- que utiliza como combustible materia orgánica, no mineral, desde leña, hasta cáscaras de almendra o huesos de aceituna.

climatizar la piscinaLa energía solar es otra alternativa. Las placas solares son de fácil instalación y el agua es impulsada hacia los paneles -que suelen ser de plástico negro para absorber todo el calor del sol- por la propia bomba de la piscina. Por supuesto, está supeditado a que brille el sol, sin él, el agua no recibirá calor suficiente.

Quizá lo más habitual son las bombas de calor, que por simplificar diremos que captan las calorías del aire y las trasladan al agua. Es el sistema más usado por su eficacia y bajo consumo. Es el sistema más eficiente. Por lo general, estos dispositivos suelen utilizarse para prolongar la temporada de baño en piscinas abiertas y para climatizar las cerradas.

Estos dos últimos sistemas suelen instalarse de forma combinada, donde la energía solar funciona de forma auxiliar a las bombas de calor. Aunque la inversión inicial es mayor, el gasto energético posterior es bastante ajustado y eficaz.

¿Te lo estás pensando? bueno, haz cuentas. Si tienes intención de climatizar la piscina de tu casa, lo mejor es que te pongas en manos de un profesional que haga una valoración previa de lo que realmente necesitas para conseguir disfrutar de la piscina hasta en invierno.

Piscinas Iguazú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *