Me ha entrado agua en un oído, ¿cómo la saco?

agua_oidos

agua_oido_piscinaLo notas, sientes cómo se filtra el agua al interior de uno de tus oídos mientras nadas. Luego es incómodo, experimentas una especie de vacío auditivo, se oye mal y quieres que desaparezca esa sensación cuanto antes, además de que el agua puede provocar algún daño en el oído externo si permanece un largo rato. Seguro que te ha pasado y lo has escuchando una y otra vez: me ha entrado agua en un oído, ¿cómo la saco? 

Como decimos, además de esa incómoda sensación y de no escuchar bien cuando el oído se llena de agua cuando hemos ido a nadar, si no se saca lo antes posible, podemos provocarnos algún tipo de infección (otitis) o irritación del conducto auditivo.

Normalmente, su extracción no suele ofrecer demasiada complicación. Anda que no te habrás puesto veces a saltar sobre una pierna o a darte golpecitos con la palma de la mano para conseguir que salga el agua, ¿a que sí? Bien, pues cuando el problema persiste y te vas a casa agotado de saltitos, lo mejor es aplicar algún remedio casero.

La manera más eficaz

  • Sales de la piscina y vuelves a tener agua en uno de tus oídos. Se resiste a salir. Calma! Una vez en casa, trata de secar lo mejor posible el agua. Utiliza un paño o una toalla. Inclina la cabeza para que la fuerza de la gravedad actúe. No introduzcas parte de la toalla en el oído, ni utilices bastoncillos porque empujarás el agua más hacia el interior.
  • Es verdad que a veces el agua de la piscina sale de nuestro oído por simple presión -ese gesto en que agitamos la mano con un dedo en la oreja-. No es siempre la mejor opción porque irritamos el conducto auditivo. Una buena alternativa -aunque no siempre óptima para todas las personas- es el uso de un secador de pelo a la mínima potencia y a una distancia de unos 30 centímetros de tu oreja. Controla no quemarte!! El aire caliente irá evaporando el agua.
  • Prueba a masticar. Sí, eso mismo. Coge un chicle y ponte a darle a la mandíbula. El agua en tu oído permanece dentro de la trompa de eustaquio, de manera que cuando masticamos, nuestros músculos implicados pueden ayudar a drenar el agua. A veces basta con un simple bostezo para vaciar y aliviar la incómoda sensación.

 

  • otitis_cura_tratamientoTambién existen unas gotas de venta en farmacias para sacar el agua. En su composición suelen contener alcohol para que sea de evaporación rápida. Si no tienes a mano gotas, puedes preparar una solución casera.
  • Las gotas hechas en casa deben tener una composición de alcohol antiséptico y vinagre blanco, en una cantidad del 50% cada una. Mezcla ambos componentes y utiliza una pipeta cuentagotas para administrar la solución. Además de servir para evaporar el agua de tu oído, ayuda a prevenir infecciones. El vinagre actúa deshaciendo el cerumen -que seguramente sume en la retención del agua dentro del oído-, y el alcohol seca el agua y la evapora.
  • Si el problema persiste, lo mejor es que acudas a un médico. En cualquier caso, si acostumbras a nadar, sabes bien cuál es el estado de tus oídos (el consejo de las gotas no te servirá si tienes perforado el tímpano). En ocasiones la molestia se convierte en dolor. Incluso a veces pensamos que tenemos agua dentro, pero lo que ya existe es una infección que habrá que tratar con un especialista.

Esperamos que nuestros consejos te sean útiles y los pongas en práctica. Por supuesto, si te parece interesante, no dudes en compartir tus nuevos conocimientos con amigos, familiares, amigos…

Piscinas Iguazú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *