metodo_para_medir_ph_piscinaDesde tiempos inmemoriales, el ser humano se ha preocupado de conservar. Es una especie de instinto atávico, desde la conservación de su propia especie, hasta el mantenimiento de sus propiedades, su legado, la herencia histórica o la preservación de su identidad. Esto mismo es extensible a cualquier aspecto. Y ahora que se aproxima el verano, hay que preocuparse de uno mismo y de los tuyos. Por eso, en este artículo describimos los métodos para medir el cloro y el pH de tu piscina. Este verano esta tarea será más importante que nunca para tener una piscina libre de coronavirus y garantizar un baño saludable.

Ahora llega la pregunta, porque claro, todos sabemos que las piscinas -generalmente- tienen cloro, pero ¿por qué es tan importante tener los valores de este químico en los niveles adecuados, así como el pH? Seguramente, para una gran mayoría de profanos, esta cuestión sea una incógnita y uno de los principales problemas a la hora de conservar el agua de la piscina para determinar si tu instalación goza de un perfecto estado de salud para ti y tu gente.

Debes partir de esta premisa: para que la piscina tenga un buen aspecto y las condiciones óptimas de higiene para el baño, ambos niveles (cloro y pH) deben estar bien controlados. Por ello, una vez que empieza la temporada de baños, hay que preservar, mediante análisis rutinarios (aproximadamente una vez al día), estas dos variables y prestarles la atención que merecen.

Así que presta atención, porque si tu piscina emplea un sistema de desinfección con cloro (ya sea líquido o en pastillas) o coloración salina, debes tener en cuenta ambos parámetros para disfrutar al máximo y en las mejores condiciones.

Tipos de medidores de cloro en el agua

Existen varios tipos de medidores o analizadores para determinar los niveles de cloro en el agua, y aunque hay fotómetros y otros métodos que ofrecen una exactitud total en las mediciones para estos valores, en este artículo os vamos a contar los más básicos y económicos. Ya sabéis que para nosotros los importantes sois vosotros.

Estos métodos más básicos de medición son suficientes para tener controlada nuestra piscina (la particular). Así que, primer consejo: es conveniente tener un cuaderno de notas donde apuntar los registros que vayamos tomando para tener los valores diarios de la temporada. Tipos:

  • Medidores OTO

    (ortotolidina). Son medidores líquidos. Miden el nivel de pH, pero en cuanto al cloro, tan solo mide el cloro total**. Este sistema está en desuso.

  • Medidores DPD

    (N,N-dietil-para-fenilendiamina). Son medidores en pastillas. Miden el nivel de pH, cloro libre* y cloro total**, por lo que nos dan una información mucho más completa.

Ambos sistemas llevan dos cubetas, una para el pH y otra para el cloro. Cada cubeta tiene una escala colorimétrica que  sirve para comparar el color del que se tiñe el agua tras agregar el reactivo y determinar el valor de pH y cloro que resulte de la medición de la muestra.

Hemos dicho que los valores que tenemos que medir en el agua son el pH y cloro, pero hay que aclarar que dentro del cloro tenemos dos valores que debemos medir: cloro libre y cloro total. ¿Esto qué es?  El libre* es el que está disuelto en el agua y no hizo efecto aún, es decir, no está combinado con materia orgánica, por tanto es el cloro disponible para desinfectar.

Cloro combinado: el que está asociado con materia orgánica (principalmente con amonio: produciéndose las llamadas cloraminas). En las piscinas es un parámetro indispensable para un adecuado mantenimiento, puesto que es el responsable del “fuerte olor a cloro”, de irritaciones de ojos, mucosas…

Cloro total**: como bien dice la palabra, es la suma del cloro libre y el combinado.

medidor_de_ph

Cómo medir con un estuche DPD

Ojo, antes que nada comprueba que las pastillas no estén caducadas. Para saberlo, simplemente tienes que mirarlas, siempre son de color blanco. Si están caducadas o en mal estado tendrán color negro. Una vez comprobado, debes saber que existen tres tipos de pastillas:

-DPD1: para medir cloro libre.

-DPD3: para medir cloro total.

Phenol Red: para medir ph.

Venga, que ya lo tenemos. Vamos por partes…

  1. Recoger una muestra de agua de la piscina en las dos cubetas del medidor. Nota: es conveniente recoger el agua en un lateral de la piscina, a la mitad, y aproximadamente a 50 cms. de profundidad.
  2. Una vez fuera del agua, añadir las pastillas: Phenol Red en la cubeta izquierda y DPD1 en la cubeta derecha.
  3. Agitar hasta la completa disolución de las pastillas y comparar los valores con las escalas colorimétricas.
  4. Anotar los valores resultantes en nuestro cuaderno de registro. El resultado de DPD1 es el cloro libre.
  5. Sin vaciar la cubeta derecha, añadir DPD 3. Agitar hasta la completa disolución de la pastilla y comparar con la escala colorimétrica.
  6. Anotar el valor resultante en el cuaderno de registro.

El resultado de DPD1 + DPD3= Cloro Total

Nota importante: el resultado del cloro total, si todo va bien, será tan parecido al del cloro libre que nuestro ojo no será capaz de apreciar diferencia de color. Siempre que el valor del cloro total suponga un cambio de color considerable (superior a 0,6 mg/l) respecto del cloro libre, necesitaremos corregir de inmediato este valor, ya que nos encontraríamos fuera de los valores recomendables. En próximos post os explicaremos cómo puede corregirse este aspecto.

Límites que establece la normativa vigente

Cloro libre: 0,5 – 2,0 mg/l.

Cloro combinado: menor que 0,6 mg/l.

Cloro total: máximo 2,6 mg/l.

pH: entre 7,2 y 8,0.

Cómo medir con un estuche OTO

Cogemos la muestra de agua exactamente igual que con el método DPD. Añadimos cinco gotas de OTO y esperamos a que el agua se tiña de color para comparar el nivel. Para medir el pH, también añadiremos cinco gotas del liquido rojo Pehnol red.

Como hemos comentado previamente, anotaremos los valores en el cuaderno de registro, teniendo en cuenta que los valores que arroja son de cloro total, por lo que no sabremos qué parte corresponde a cloro libre y cual a cloro combinado.

Sobre este sistema, es muy importante mencionar que experimentos realizados por la IARC, el organismo oficial que patrocina la organización mundial de la salud (OMS) en temas de carcinogénesis, y estudios del CIIC (Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer) también para la OMS, lo clasifican en el grupo 2A. Es decir, como probable cancerígeno humano.

La información está disponible desde 1990 y por esto a nivel internacional se ha desaconsejado su uso y reemplazado por el DPD, un reactivo más caro (no te asustes que por unos 10 € tienes uno) pero más estable, que permite mediciones más certeras y que no es dañino para el ser humano. Por esa razón, nosotros os recomendamos que os olvidéis del medidor de gotas y siempre tengáis a mano un analizador de pastillas.

Recomendación de Iguazú para garantizar el estado del agua frente al coronavirus  

Debido a la situación tan grave que estamos viviendo con la propagación del coronavirus se hace más indispensable que nunca garantizar un agua saludable en la piscina. Los estudios demuestran que el virus no sobrevive en aguas con un nivel de cloro mayor que 0.5 ppm. Como os hemos explicado en este articulo, controlar los niveles de cloro llevan trabajo. La toma de mediciones deberá hacerse ahora más frecuentemente, recomendamos que se haga dos veces al día, una por la mañana y otra por la tarde para que no nos quedemos sin desinfectante en la piscina y tener margen para aumentar el cloro si sucede esto.

Como sabemos que a veces es difícil estar tan pendiente de los valores del agua de la piscina, lo que recomendamos desde Iguazú es la instalación de un sistema que consistiría en un equipo de cloración salina, un regulador de pH y un controlador con el que poder programar un rango mínimo y máximo tanto de cloro como de pH. Este sistema nos permite configurar desde un smartphone los rangos, consultar los valores del agua, estar mucho menos pendientes de hacer las mediciones manuales con el riesgo de que interpretemos mal los resultados o con el riesgo tonto de quedarnos sin pastillas para medir. Debemos ser conscientes de que la salud es lo primero que debemos garantizar y para ello este verano en las piscinas será crucial que el agua nunca incumpla los valores de la normativa.

Si necesitas ampliar información, tienes dudas o alguna aportación, no dudes en contactar con nosotros. Si te ha sido de utilidad, comparte este artículo con amigos y conocidos, seguro que lo agradecerán. Y nosotros también!!!