Socorrista, ¿le das la importancia que realmente tiene?

construcción de piscinas

En el post de hoy queremos manifestar una crítica constructiva hacia las comunidades de propietarios cuando se plantean la contratación de un servicio de socorrismo y de mantenimiento de piscina. No nos cansamos de repetirlo a los presidentes, vecinos y administradores. Deben valorar que la contratación de un buen socorrista profesional que cubre una piscina tiene un precio establecido en los convenios de socorrismo.

Unas personas quieren disfrutar del agua y otras del sol, pero todos queremos sentirnos a salvo. Para ello tenemos la figura del socorrista. Esa persona cualificada que vela por nuestra seguridad y que nos acompañará durante toda la temporada de piscina. Sin embargo la partida de mantenimiento de piscina no se valora dentro de las comunidades de propietarios como merece. Por lo general, a la hora de estudiar un presupuesto de mantenimiento de piscina, las comunidades sólo valoran el factor precio y al final esto hace que las empresas de mantenimiento abaraten sus servicios y se vea afectado todo el sector de mantenimiento de piscinas.

Para que el trabajo que realizan los socorristas sea eficiente, no depende exclusivamente de su labor de vigilancia, hace falta que todo el mundo se conciencie. Los bañistas que disfrutamos del agua debemos ayudar con sentido común y responsabilidad, pues el medio acuático puede convertirse en un lugar peligroso de un momento para otro.

Las tragedias suelen darse por una cadena de acontecimientos, de las que a veces no somos conscientes. Para tomar conciencia de ello vamos a explicar la labor del socorrista y la importancia de tener a un buen profesional que pueda desempeñar su función y que complementa al servicio de mantenimiento de piscina con un agua óptima.

Función del socorrista.

buen socorristaLas tres principales funciones del socorrista son Prevenir, Vigilar y Socorrer. Evidentemente un buen profesional, si realiza bien la tarea de asegurar la zona de baño, debería evitar que se llegara a la intervención. También es cierto que los accidentes ocurren, para ello la vigilancia activa es imprescindible, y en el caso de llegar a intervenir necesitaremos a un socorrista cualificado que pueda realizar con éxito el rescate.

El objetivo principal de estas funciones es la vida. Primero proteger la vida del que salva para que pueda rescatar al afectado.

Casos extraordinarios pero que todos podemos comprender, son por ejemplo, en el mar, si ves que un tiburón se come a un bañista, no obligas al socorrista a meterse en el agua para que se lo coma a él también, ¿verdad? Pues en la piscina, si hay una tormenta eléctrica, incluso con la posibilidad de uno entre un millón de que caiga un rayo, el socorrista está obligado a desalojar esa piscina, ya que las escaleras metálicas, las sales minerales del agua incluso la cabeza de un nadador, puede atraer un rayo con 300 millones de voltios que se van a repartir por toda la superficie de la lámina de agua, y el socorrista no podrá hacer nada por salvar su vida.

Por eso es importante seguir siempre las indicaciones que marque el socorrista.

Cualidades de un buen socorrista.

Tenemos dos aspectos importantes que marcan la diferencia para distinguir a un buen socorrista: Actitud y Aptitud.

¿Qué actitudes debe tener un buen socorrista?

Para empezar debe tener una actitud positiva, se le tiene que ver seguro de sí mismo y que transimta profesionalidad.

Que se mantenga alerta, perspicaz y observador, que tenga predisposición a la hora de actuar. Que sea resolutivo capaz de actuar con coherencia y de forma adecuada.

También es importante que los sientas disponibles y cercanos, que inspiren confianza a la hora de pedirles su ayuda, con cierta flexibilidad pero sin transigir al incumplimiento de las normas.

¿Qué aptitudes debe poseer un buen socorrista?

En este trabajo es imprescindible una buena forma física, reunir velocidad, resistencia, fuerza, agilidad y conocimientos. Para ello es importante que el socorrista entrene diariamente, tenga un lugar adecuado para protegerse del sol y esté constantemente hidratado.

Aparte de poseer el conocimiento adecuado de las técnicas de salvamento también es importante el aspecto psicológico, su manera de adaptarse a las situaciones de emergencia, autocontrol, toma de decisiones, desarrollar habilidades sociales que le ayuden a dialogar para poder prevenir, ya que ésta es su principal función.

Si el socorrista de su piscina dispone de todas estas cualidades, consérvelo bien, porque hoy en día es difícil encontrar buenos profesionales en el sector. Como decíamos antes, las comunidades de propietarios solo quieren coger a la empresa más barata para el mantenimiento de piscina y así es imposible conseguir personal profesional.

Perfil actual del socorrista del presente.

La situación real del perfil del socorrista que nos encontramos hoy en día, se aleja bastante a la figura del socorrista ideal. Bajo nuestro punto de vista la responsabilidad es fundamentalmente de las comunidades de propietarios que no valoran apropiadamente el servicio en su querencia fundamental de rebajar costes, forzando a reducir presupuestos. A esto le sumamos la gran cantidad de empresas de mantenimiento de piscinas dispuestas a entrar en ese juego de “tirar precios” con tal de firmar el contrato de mantenimiento de piscina.

¿Qué problemas puede tener un socorrista?

Empresas de construcción de piscinas en Madrid 6Para empezar, un socorrista hoy en día no se siente valorado, tiene demasiada responsabilidad para el sueldo recibido, equiparable al de un teleoperador o un cajero de supermercado, con la diferencia de que si un socorrista se equivoca o no hace bien su trabajo pierde vidas y la responsabilidad civil que sufre es para el resto de sus días. Sin embargo lo que deben plantearse seriamente las comunidades de propietarios es la propia responsabilidad que deben enfrentar también ante cualquier imprevisto, es decir, la empresa de mantenimiento de piscina y el socorrista no son los únicos responsables. Los vecinos tienen también su cuota de responsabilidad. Por tanto, de nuevo puede cumplirse la máxima: un presupuesto de mantenimiento de piscina barato puede salir muy caro más tarde.

Por otro lado, es un trabajo muy temporal, algo que se hace de paso mientras estudias o esperas que aparezca el trabajo al que se quiere dedicar en realidad. Además sólo dura la temporada de verano, pocos Socorristas son afortunados de seguir desempeñando su función en invierno.

No todos aguantan la temporada estival hasta el final, además de ser duro trabajar en un lugar donde los demás disfrutan, las largas jornadas al sol desgastan bastante físicamente, los gritos de los niños agotan psicológicamente, y no hay sensación de descanso o vacaciones, lo que hace abandonar el trabajo antes de que se agote la temporada.

¿Qué edad suelen tener los socorristas?

La edad media de un socorrista está entre 18 y 24 años. Pero ya desde los 16 y con autorización de los padres se puede trabajar de socorrista una vez obtenida la titulación.

Esto nos deja un perfil de socorrista muy joven, sin experiencia, y no nos referimos a una experiencia profesional, evidentemente suele ser el primer trabajo que desempeñan muchos de ellos, un trabajo que no van a volver a desempeñar, o como mucho harán durante un par de temporadas más.

Es más bien una experiencia de vida, muchos de ellos quizás no sepamos cómo reaccionarían ante una situación de emergencia o de estrés con vecinos o con jóvenes de su misma edad que no toman al socorrista como una autoridad.

Por todo esto es complicado saber si un socorrista va a funcionar bien hasta ya comenzada la temporada.

También hay que tener en cuenta que la mayoría de estos jóvenes no necesitan el dinero para pagar una hipoteca o mantener una familia, más bien buscan algo de dinero para sus gastos personales, por eso mismo, si se sienten muy desbordados por la situación de llevar piscinas complicadas, no tienen ningún tipo de reparo en dejar el trabajo una vez alcanzado su objetivo económico.

Una vez avanzada la temporada de verano, cada vez hay menos socorristas disponibles y que quieran trabajar. Esto choca con las exigencias y demandas de los vecinos ante la realidad.

No valoran el papel del socorrista pero luego protestan con la máxima de las exigencias reclamando un socorrista profesional.

Tomar conciencia de nuestra responsabilidad personal para nuestra propia seguridad.

A diferencia de lo que piensan muchas personas, el trabajo de socorrista es agotador, es complicado mantener una vigilancia activa durante 8 horas.

No sólo vigilan a los bañistas, también atienden a las peticiones de los usuarios, y en las horas de mayor afluencia a veces un par de ojos no son suficientes.

Si le sumamos que siempre hay personas que se saltan las normas o padres que descuidan la vigilancia de sus hijos por creer que ya hay un socorrista que se encarga de esa función, el resultado es que no somos conscientes de que aumentamos el peligro de nosotros mismos y de los demás. Los mayores accidentes ocurren por saltarse las normas.

¿Se debe dejar a los niños a su aire?

Queremos hacer especial hincapié en el tema niños. Por ley, un niño menor de 14 años no puede quedarse sin supervisión de un titular. Da igual que el niño sepa nadar estupendamente bien desde los 5 años.

Los niños son niños, no tienen la madurez emocional para reaccionar ante ciertas situaciones. Un niño tarda en ahogarse entre 15 segundos y un minuto.

Incluso con la rápida intervención de un socorrista, los accidentes de menores son muy habituales.

Es vital tomar conciencia de ello, un socorrista puede actuar bien o mal, y pagar las consecuencias pertinentes, pero la vida que hay en juego es la que realmente tiene importancia y la pérdida de un ser querido es irrecuperable.

Todos debemos cumplir las normas y ser responsables de nuestros actos y además valorar el trabajo de los demás.

Para terminar hemos de mencionar que gracias a los socorristas muchas personas han salvado sus vidas en los últimos años. Por ello la importancia de tener a un buen profesional trabajando para nuestra seguridad y bienestar y valorar en los presupuestos de mantenimiento de piscinas las partidas destinadas a los socorristas y al servicio de mantenimiento de piscina.

Piscinas Iguazú te ayuda a mantener la seguridad de tu piscina

Si deseas solicitar presupuesto para el mantenimiento de piscina de tu comunidad de propietarios, solo tienes que comunicárnoslo. Estaremos encantados de facilitarte una propuesta que garantice un verano disfrutando de la piscina de manera responsable.

 

boton mas informacion construccion de piscinas

Piscinas Iguazú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *