En 2016 una conocida inmobiliaria preguntó a sus clientes con edades comprendidas entre los 25 y los 65 años por la vivienda con la que soñaban. La respuesta más generalizada fue un chalé de cuatro habitaciones con garaje, jardín y piscina. Lo cierto es que si preguntáramos a esas mismas personas si quisieran disfrutar por mayor tiempo la piscina, en lugar de solo los meses de verano, incluirían una contestación afirmativa sin dudar. 

Para culminar la casa de sueño de la que hablamos y disfrutar de una mayor calidad de vida durante todo el año se requerirá la instalación de una cubierta y aquí viene la duda… ¿Qué presupuesto necesito para este equipamiento? Vamos a asesorarte para que no se te escape ningún detalle y que conozcas en profundidad estos elementos.

¿Qué debo tener en cuenta para tener la mejor cubierta en mi piscina?

Cubierta alta fija Pipor

En el mercado de cubiertas existe una gran variedad de calidades, estructuras, mecanismos y características. Por tanto, puedes encontrar un amplio abanico de precios, como sucede en cualquier otro producto. 

A la hora de valorar una cubierta, lo primero que debemos tener en cuenta es que se trata de una inversión. No olvidemos que disponer de una piscina con cubierta incrementa sustancialmente el valor de nuestra vivienda. Lo segundo es que las cubiertas nos protegen a nosotros y a nuestra piscina de la intemperie en invierno y en su interior hay un ambiente húmedo, por lo que nuestro consejo es que los materiales deben ser de altas calidades, nunca instales una cubierta de gama baja.

Materiales de cubiertas de piscinas

Los materiales principales más empleados en las cubiertas para piscinas, son elementos transparentes o traslúcidos. En función del tamaño, su uso y modelo de la cubierta para piscina, se puede emplear el cristal laminado, el policarbonato o metacrilato.

Cada tipo de piscina requerirá un material, por ejemplo, en el caso de que la cubierta para piscina sea alta o transitable, el cristal deberá ser laminado. 

Estructura de cubiertas de piscinas

Otro factor que incidirá en el precio final serán los elementos estructurales. Estos proporcionarán a la instalación de cubierta de piscina estabilidad y seguridad. Podemos encontrar estructuras de cubiertas hechas con aluminio, aleación de aluminio o incluso la madera.

Cada material tiene unas características propias y por tanto habrá que estudiar bien cuál es el más indicado para cada ambiente y uso. De los tres, el más empleado es el aluminio. Sus propiedades de resistencia, ligereza, además de ser muy decorativo y versátil hacen que las cubiertas de aluminio sean las más indicadas y recomendadas para una cubierta de piscina.

Nuestro consejo no puede ser otro que buscar siempre estructuras realizadas con perfiles de aluminio de primera extrusión con un grado de dureza adecuado.

Elementos accesorios

Cubierta telescópica piscina

Existen otros elementos que determinarán el precio, y son aquellos elementos accesorios que jugarán un papel vital en la instalación, puesto que ensamblan la estructura y van a contribuir a conseguir una cubierta 100% segura y con un óptimo acabado. Los elementos accesorios a los que nos referimos son los herrajes, las fijaciones y la tornillería.

Estos elementos deberán ser de acero inoxidable o aleaciones de aluminio de alta calidad para aguantar el paso del tiempo frente a las exigentes condiciones que deberá afrontar una cubierta de piscina.

Tipos de cubiertas

Después de analizar los materiales involucrados en una cubierta, deberás tener en cuenta las características de la piscina que quieres cubrir, así como el uso y la funcionalidad que le quieres dar de cara a optimizar la fuerte inversión.

El precio será muy diferente en el caso de que se trate de una cubierta para piscina de fabricación estándar o a medida. Existen modelos estándar que pueden cubrir piscinas con dimensiones “normales”. Sin embargo, se pueden realizar cubiertas a medida, diseñadas para cubrir instalaciones con medidas o formas específicas, o incluso adaptar a otros elementos arquitectónicos ya construidos.

La diferencia económica que más influirá, la encontramos en la habitabilidad de la cubierta. Las cubiertas pueden ser telescópicas, con techo móvil, cubierta alta, cubierta baja, cubierta fija. 

Cubierta baja

Cubierta mini telescópica Pipor

En las piscinas con cubierta baja cuyas dimensiones están ajustadas al vaso de la piscina, no podremos transitar por debajo de ellas porque no hay espacio interior. Este tipo de cubiertas son las más económicas pero necesitaremos abrirlas para poder disfrutar del baño.

Cubierta alta

Cubierta alta telescópica Pipor 2

Las cubiertas de piscina altas o habitables, por el contrario, nos permitirán estar de pie en cualquier punto de la cubierta y, su precio, lógicamente, será superior. Este tipo de modelos se dividen a su vez en dos grupos: cubiertas de estructura fijacubiertas telescópicas. Obviamente las cubiertas fijas no se podrán retirar en verano donde quizás apetezca tomar más el sol o estar al aire. 

Cubierta telescópica

Cubierta alta telescópica apertura central

Las cubiertas telescópicas están compuestas por diferentes módulos que permiten ser retirados manualmente o bien de forma motorizada. Tanto los módulos retráctiles como los sistemas de motorización incrementan lógicamente el presupuesto del proyecto.

El diseño es una característica que ha de tenerse también en cuenta. Hablamos de elementos arquitectónicos que siempre estarán presentes; por lo que cuánto más bellos, ligeros y más armonizados con la estructura de la casa y el entorno estén… ¡Mejor!

Garantías y profesionalidad

Para completar este extenso resumen de factores que repercuten en el importe de una cubierta de piscina, no podemos olvidarnos de la garantía y experiencia que ofrezca el fabricante, así como la experiencia del instalador. A menudo no se le da la importancia a estos aspectos, pero podemos asegurar que son claves y, desde luego, tan importantes como el de los materiales y estructura.

cubierta piscina

Como comentábamos antes, una cubierta para piscina está diseñada para durar muchos años con una exposición a inclemencias meteorológicas duras, lluvia, viento, frio, calor, cambios bruscos de temperatura, etc.

Todo esto, justifica necesariamente que existan garantías por parte del fabricante, que este sea experto en la materia y, por supuesto, que los instaladores sean profesionales en piscinas. Esto redundará en la tranquilidad y confianza de quien decide instalar una cubierta de piscina.

En Iguazú te ayudamos a tomar la mejor decisión pata optimizar tu inversión

En conclusión, responder a la pregunta de “cuánto cuesta una cubierta de piscina no es sencillo”. Es muy difícil establecer un presupuesto concreto sin conocer en detalle las características que influirán en la instalación. El rango de precios es muy amplio en función de la casuística. 

Lo mejor es que te pongas en contacto directamente con Iguazú y nos cuentes tu idea. Pide siempre un par de presupuestos bien detallados y busca un asesoramiento profesional y personalizado, porque no existen dos piscinas iguales. 

En Iguazú trabajamos con diferentes fabricantes de cubiertas que cubren gamas medias y gamas altas para ofrecerte el tipo de cubierta que más se ajuste a tus necesidades. Con estos fabricantes tenemos muy buenas condiciones económicas y podremos ofrecerte interesantes descuentos.

Ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

¿Quieres instalar una cubierta de piscina? ¡Contacta con Piscinas Iguazú para tener el mejor asesoramiento y pide presupuesto sin compromiso!