LONAS DE INVIERNO

 


LONAS DE INVIERNO

Ya lo sabes, el invierno es duro. Y sus inclemencias siempre pasan factura sobre cualquier objeto que esté a la intemperie. Por eso, el cobertor de seguridad está concebido para ser instalado justo al finalizar la temporada de verano, cuando colgamos los bañadores. Luego, al momento de la apertura se retira para conservar el interior en las mejores condiciones.

Estos cobertores-fabricados en pvc- se montan y fijan a la superficie de la piscina para evitar la descomposición del agua al impedir el paso de la suciedad y la acción de los rayos del sol. ¿Y qué consigues con ello? pues ahorrar en el consumo de agua ya que estás contribuyendo a su reutilización de cara a la siguiente temporada.

Y como ya imaginas, evitarás daños y conservarás durante más tiempo el vaso de la piscina (las paredes), minimizarás el efecto de las heladas y la crudeza del invierno. En conclusión, ahorrarás tiempo y dinero, además del gran trabajo que supone la puesta en marcha de la piscina al comienzo del verano si no te has preocupado antes de conservarla. Además, también te facilitará la limpieza del agua, ya que apenas tendrás residuos, hojas o cualquier cosa que arrastre el aire.

En este video ilustrativo podrás ver el sistema de fijación del cobertor, que ancla unas piezas metálicas en la parte exterior perimetral de la piscina y mediante unos tensores se fija la lona para que el vaso quede perfectamente cubierto. Colocar y retirar la lona supone muy poco trabajo y ahorrarás tiempo, agua, dinero y esfuerzos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *