La poliurea aplicada en piscinas es un sistema innovador que soluciona los problemas de estanqueidad en todo tipo de piscinas, independientemente de la complejidad que suponga y de la forma de la instalación a rehabilitar.
Mediante la aplicación de este compuesto, tal y como se ve en las imágenes, podemos impermeabilizar tanto vasos que necesitan ser reparados como aquellos de obra nueva.
La reparación de una piscina con este revolucionario y eficaz sistema se realiza en poco tiempo y sin apenas obras. Una vez aplicado, el material tiene gran elasticidad a la vez que resistencia a la rotura, por lo que las grietas ya no serán un problema.
Tras la reparación del soporte, la eliminación de antiguas pinturas residuales y la aplicación de imprimaciones, se proyecta una capa de poliurea en toda la superficie del vaso. En realidad, se trata de dos polímeros que se funden en la salida de la pistola en el momento de la aplicación. Juntos consiguen el efecto buscado, la impermeabilización.
Una vez aplicado el producto sobre las paredes de la piscina, se puede dar la estética que queramos al vaso de la piscina. Se puede pintar la superficie con una pintura de alta resistencia a los cloros y a los rayos UV, o bien instalar el clásico gresite encima como revestimiento ya que es perfectamente compatible.
Con este sistema garantizamos hasta por 10 años nuestros trabajos en las instalaciones tratadas. ¿A qué esperas para impermeabilizar tu piscina? Pídenos presupuesto!

VENTAJAS

Obtención de una membrana totalmente continua, sin juntas ni solapes.

Sistema totalmente adherido, no permite que el agua circule entre capas.

Membrana elástica.

Puentea fisuras en el soporte y resiste al movimiento de fatiga.

Instalacion rápida.

No es necesario retirar revestimiento anterior.

Garantía de 10 años.