La piscina perfecta: cómo depurar el agua

depurar_agua

agua_puraSi te pones a buscar en internet sobre el término depurar, vas a encontrarte con un montón de registros donde se cuenta de una manera técnica en qué consiste. Eso de depurar la piscina, más o menos entendemos qué supone, aunque podemos definirlo como el tratamiento del agua para reducir o eliminar la contaminación, sea del tipo que sea. En este artículo vamos a hablar de la piscina perfecta: cómo depurar el agua. 

Cuando hablamos de depurar la piscina, entran en juego unos cuantos elementos que debemos tener en cuenta, tales como las conducciones, los elementos empotrados, los de depuración física y química, los filtros… Todas las condiciones de tratamiento, así como los niveles de calidad del agua, están contempladas y reguladas en la normativa Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas.

La depuración física

Pues como bien has leído en este título, tenemos que hacer una diferencia necesaria entre la depuración física y la química. En esta parte (la física), necesitamos contar con una serie de elementos que formen parte de la instalación.

1. Por una parte debemos disponer de un sistema de aspiración de agua y otro de retorno a la piscina para conseguir una recirculación de todo el volumen de agua. Este sistema debe estar compuesto por las tuberías y los elementos empotrados en el vaso de la piscina (aspiraciones e impulsores).

robot_limpia_piscina2. Además, debemos contar con un motor, que es el elemento que hace recircular el agua. Somos nosotros quienes estableceremos un calendario de horas para que el motor trabaje.  Cuando se pone en marcha, el agua pasa por el filtro de arena o vidrio, donde se queda retenida la suciedad.

Al motor también se le conoce como bomba de agua, y es la encargada de proporcionar al filtro el caudal necesario para que el agua recircule en base a lo estipulado por la normativa. El motor suele llevar acoplado en su propio cuerpo un prefiltro (cestillo previo) que retiene los residuos más gruesos y duros (cabellos, piedras, insectos).

3. Filtro de arena o vidrio. Es en realidad un bombo, generalmente circular, que está relleno de arena de sílex o de vidrio especial para filtros (éste último es un sistema más innovador de retención y de superior capacidad filtrante). El motor hace que el agua pase por el filtro. Entra por la parte superior, atraviesa lentamente el lecho de filtración, y sale el agua limpia, a falta de recibir el tratamiento químico.

No te pongas a escatimar en estos elementos. Compra lo que necesites y no te pongas a hacer apaños que no servirán más que para tener problemas. El filtro, claro, también debe responder a una serie de características adecuadas que respeten la normativa. Podemos encontrar filtros de arena o vidrio, filtros de diatomeas y, ya mucho menos empleados, los filtros de cartucho y de membrana.

4. Las aspiraciones. Esto, que suena a ansias de ostentación o algo similar, nada tiene que ver con inquietudes o anhelos, más bien hacen referencia al término en sí mismo y su función, que no es otra que la de aspirar. Aquí tenemos que hablar de diferentes elementos:

  • Aspirador de la superficie. Estos elementos (skimmer o rebosadero, dependiendo del sistema de la piscina) se encargan de aspirar el agua de la superficie, que es donde se concentra la mayor cantidad de suciedad, bacterias, polvo…
  • Limpiafondos. Es la aspiración encargada de recoger la suciedad acumulada por todo el suelo de la piscina. Como ya sabes, de esto se encarga el equipo de limpiafondos o robot.
  • Sumidero de fondo. Es el elemento que se encarga de recoger agua de la parte más profunda de la piscina. También  se emplea para vaciar el vaso.
  • Impulsores o jets de impulsión. Son aquellos elementos empotrados en el vaso de la piscina que se encargan de retornar el agua limpia tras haber pasado por el filtro.

Depuración química

Digamos que es el complemento necesario a la depuración física. Justo a la salida del filtro debe situarse la acción de tratamiento químico para cerrar el ciclo de limpieza del agua, ya que la filtración por sí sola no eliminará todos los riesgos, debe ser también desinfectada.

La desinfección cumple dos objetivos: de higiene (destruye virus, bacterias, etc) y de seguridad (impide el crecimiento de algas) por lo tanto el agua debe ser, según normativa,  desinfectada y desinfectante. ¿Quieres conocer cuáles son los sistemas de desinfección más destacados?

a) Cloro líquido (hipoclorito sódico). Ya sabes que es el sistema de desinfección tradicional más empleado, aunque poco a poco está siendo desbancado por el sistema de sal. El equipo de desinfección es el más barato. Vale, está claro que eso es una ventaja, pero recuerda que vas a necesitar espacio para almacenar los bidones. Y otra cosa, aunque concede a tu piscina un buen aspecto, el cloro es agresivo para la piel (ya hablaremos de esto en otro artículo).

Hay otros sistemas que ni son agresivos para la piel ni requieren de sitio para almacenar producto. Bien es cierto que son más caros que los dosificadores de cloro y que requieren de instalación en el circuito de la depuradora, pero ofrecen un mayor rendimiento, mejor control y más calidad del agua. ¿Los vemos?

b) Electrolisis salina. Es un sistema no agresivo para la piel y sostenible con el medio ambiente. La electrolisis es un proceso cerrado en el que  la sal se transforma en cloro y este vuelve a transformarse en sal. Cada vez son más populares las “piscinas de agua salada” debido a su relación fiabilidad/coste.

c) Ultravioleta. Mediante este sistema se destruyen y eliminan los microorganismos y agentes patógenos. Es un sistema tecnológicamente muy avanzado y aunque aporta gran poder de desinfección, debe complementarse con otro sistema desinfectante (iones cobre/plata o sistemas de baja salinidad, por ejemplo). Hay equipos como el Sugar Valley o Fluidra que ya lo implementan en el sistema. La instalación del equipo requiere de una instalación en el circuito.

d) Ozono. Se emplea el poder de oxidación de esta molécula para conseguir una gran desinfección del agua de la piscina. Hay otros sistemas como la hidrólisis, bromo…

Unas notas

En las piscinas particulares suelen usarse de forma habitual las pastillas de cloro. Nosotros NO las recomendamos, ya que merman la calidad del agua para el baño e implican un menor control sobre los niveles adecuados, con lo que se incrementa la dificultad de un óptimo mantenimiento.

Así mismo, hay instalaciones que, además del sistema de desinfección como tal, ofrecen otros automatismos que controlan el pH del agua o la floculación. Atiende!! que existe la posibilidad de domotizar la instalación, e incluso puedes controlar los niveles de producción de desinfectante, nivel de pH, etc desde tu smartphone desde donde estés. Si te apetece conocer más, abundar o solicitar información, no dudes ponerte en contacto con nosotros o venir a vernos.

Piscinas Iguazú

One thought on “La piscina perfecta: cómo depurar el agua

  1. Jaime says:

    Excelente el artículo que has publicado porque es algo que viene de maravillas conocer para conseguir la mejor opción posible a nuestras aguas, muy útil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *